Luz o Sombra

 

Al hablar de luz y sombra , por lo general lo primero que se nos viene a la cabeza, es relacionar la luz con una vela y la sombra con la oscuridad, relación que hacemos por la necesidad de cada uno de nosotros de poder sentir esa seguridad, esa luz que en algún momento necesitamos para poder iluminar nuestro camino ante los problemas o inconvenientes que se presentan en nuestras vidas.

Pero qué tan efectivos estamos siendo al compartir  nuestra luz con quienes nos rodean, ¿es que acaso lo estamos haciendo?, cuantas veces nos han pedido ayuda o la hemos solicitado y no la hemos recibido o dado, y no me refiero a favores materiales o económicos, sino cuando ese amigo, familiar, conocido, compañero de trabajo, vecino o incluso un desconocido se acerca a pedir ayuda o un consejo y simplemente nos hacemos los desentendidos por el simple hecho de «no comprometernos».

Cuántas veces hemos visto a gente muy «brillante» pero que sin embargo no iluminan a nadie por su ego mal proyectado, sus aires de grandeza o su desidia, cuántas veces hemos esperado un poco de luz y hemos recibido sombra u oscuridad, pero luego te la solicitan a ti y resulta que actúas de la misma manera.

Debemos entender que en este mundo nadie puede desarrollarse o crecer solo, por mas esfuerzo que la persona haya realizado, hubo alguien que creyó en él/ella y le dio la oportunidad, más sin embargo luego dicen «yo me hice solo/sola nadie me ayudo, mi invitación a todos quienes leen este articulo, es que den lo que tienen sin esperar nada a cambio, dar de su ser, su conocimiento, su amor (principio) y lo más valioso que tenemos cada uno de nosotros que es nuestro tiempo, seamos esa luz que necesita aquella persona necesitada de conocimiento, afecto, comprensión, amor, escucha, pues todo lo que des de corazon te será regresado con creces y en abundancia, recuerda….. sin saberlo puedes ser ese faro que alumbra y guía a esa persona que te rodea…..aun sin saberlo, seamos esa luz a toda prueba, que nada la extinga.

 

 

¿La Soledad es mala o buena?

Cuando escuchas soledad lo primero que se viene a la mente es dolor, desgracia o carencia, pero realmente la soledad es un estado temporal, un estado en el que de ti depende asimilarlo con dolor o como una oportunidad para volver a empezar, la soledad no es mala, es un nuevo comienzo.

Cuántas veces hemos pronunciado o hemos escuchado decir «Quisiera que me dejen sol@, dejenme  en paz…..» y resulta que cuando esto sucede estás deseando que esa tan anhelada «soledad» se vaya lo más pronto posible, esto comprueba que las personas que no controlan sus emociones o tienen baja su autoestima, toman a la soledad como un estado «catastrófico o crítico».

Lo que recomiendo de acuerdo a mi experiencia personal y a la que he podido experimentar con mis clientes, es que te des la oportunidad de analizar si realmente necesitas ese espacio de tiempo en el cual puedas analizar, tomar decisiones, rectificar , planificar o perdonar, ya que si lo haces te estarás dando la oportunidad de un nuevo comienzo, mucho más consciente de lo que realmente quieres y no aferrarte a algo o alguien que lo único que te trae es dolor o insatisfacción.

Asi que si estas «sol@» disfruta el momento y establece nuevas metas, tu futuro no depende de tus condiciones, sino de TUS DECISIONES.

 

 

 

10 Habitos para mejorar tu productividad en el trabajo

1,- Termina tu día de trabajo planeando

Uno de los mayores desperdicios de tiempo y de recursos es comenzar tu día de trabajo sin un fin específico en mente. Cuando no tienes un plan que seguir, es fácil distraerte con cosas no urgentes como contestar el correo electrónico o ponerle atención a cosas poco relevantes. Si terminas tu día con una lista priorizada de cosas que hacer al día siguiente, vas a aprovechar más mejor las primeras horas de la mañana cuando estás más despejado y tienes más energía para encargarte de las cosas importantes.

Continuar leyendo «10 Habitos para mejorar tu productividad en el trabajo»